CONFLICTO CON LA ADUANA ARGENTINA EN EL CRUCE CON CHILE


El mal funcionamiento de los sistemas informáticos en la Aduana argentina, hizo eclosión en el cruce con Chile en Mendoza, donde se atascan cientos de camiones de entrada y salida a Chile, que deben esperar con mucha paciencia que el Sistema María funcione y que les de el paso para continuar con su tarea. El Compañero Hugo Moyano, instruyó a los dirigentes del Sindicato de Mendoza y envió a dirigentes de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros a tratar el tema, en la búsqueda de una solución acordada con las autoridades respectivas.

Ayer miércoles hubo diversas reuniones entre dirigentes camioneros y autoridades de Aduana, Vialidad Nacional y Gendarmería, sin llegar a ningún acuerdo. La situación podría empeorar si no se acerca pronto una solución por parte de la Aduana, que no quiere volver al “viejo” sistema de hacer la tramitación manual (mucho más eficiente que el actual) y que produce esta encrucijada. Hugo Moyano adelantó que si no se da pronto una solución, el conflicto puede extenderse a otros puntos de frontera en donde se cruce con camión mercadería de importación y exportación.

 
Fuente:
Diario Los Andes

 

 

“Hace tres días que más de 1500 trabajadores camioneros detuvieron sus vehículos al costado de la ruta, en Uspallata. El sistema María tiene serias dificultades en todos los cruces aduaneras del país: se cae con frecuencia y esto retarda los trámites en el corredor internacional. Pero la situación en Punta de Vacas es más compleja no sólo por las condiciones climáticas sino también por el flujo de tránsito, ya que ese cruce funciona como embudo del Mercosur. Por día pasan entre 400 y 500 camiones. “Hay trabajadores que han tenido que esperar más de 30 horas en Punta de Vacas porque las computadoras no funcionan”, dijo Enrique Privitera, dirigente camionero mendocino.
El fin de semana pasado, las computadoras dejaron de funcionar y se paralizaron los trámites, a pesar de que existe una resolución que autoriza a los empleados a hacerlos en forma manual en estos casos. Como ningún empleado puso en práctica esta alternativa, varios camioneros se vieron obligados a detener sus motores el sábado en la precordillera. “Preferimos dormir en la zona de Uspallata porque hace menos frío y generalmente en estos casos pasamos varios días a la intemperie”, dijo Sergio Lima que desde el domingo duerme en su camión cargado con alambre.
El otro motivo por el que decidieron quedarse en Uspallata es que por el frío los camiones suelden quedarse sin frenos, explicó uno de los choferes.
Los lentos trámites en alta montaña no sólo son consecuencia del sistema informático. La aduana no tiene personal suficiente para afrontar la demanda y por eso se desborda con frecuencia.
Por eso, los trabajadores del volante también pretenden que se desdoblen los trámites que se realizan en Punta de Vacas. Sugieren que las gestiones para salir del país se hagan en Uspallata y los trámites para ingresar en la aduana de Punta de Vacas. La Aduana de Mendoza no tiene respuesta a este punto, ya que la decisión debe ser nacional.
“No vamos a levantar el paro hasta que vengan autoridades nacionales de Vialidad y Aduana, y nos den una respuesta”, dijo Mario Zaffora, Secretario General del Sindicato Mendoza y así anticipó que vienen días duros..”

 

(agradecemos a Ivana González y al Diario Los Andes por la información)